domingo, 5 de junio de 2016

En sueños



Quien eres que en mis sueños te apareces
y sin mas con tu porte y atención me enloqueces.
De donde viene o que mensaje me tienes,
que al despertar mis pensamientos mantienes.






miércoles, 6 de abril de 2016

Sumida en el abismo me encuentro
sin mas motivación que los recuerdos
que luchan por mantenerse vivos.

Alejada estuve de mis letras que a mi pesar
me llaman y me atraen a ellas
aún sin gota de inspiración

Y aquí estoy intentando encontrarme
Buscando una razón, un motivo y un porque.
dejando atrás lo que fue, asumiendo lo que hoy és.

De vuelta aquí en mi pequeño mundo
donde intento reencontrarme sin juzgarme
sin mas cómplice que mis letras.



Diazul.



lunes, 27 de mayo de 2013

Pausa...


Un tiempo de pausa para equilibrar sentimientos y volver renovada.. Gracias a todos y cada uno de ustedes por los comentarios en este espacio.

Besitos.

domingo, 19 de mayo de 2013

Como aves... 

Fotografía de Campoazul


Perdidos vamos
como aves sin rumbo exacto.
Cada uno en sentido contrario
sin esperanza de encontrarnos.

El viento va empujándonos
con la fuerza de los aires,
inevitablemente va alejándonos
para más nunca juntarnos

La ausencia se hace amarga
y la tristeza me embarga.
Como aves volando vamos
haciendo la distancia cada vez más larga.

Diazul


martes, 14 de mayo de 2013


En el silencio de la noche…



Es en el silencio de la noche donde te busco, cuando la ausencia se hace amarga lastimando mi corazón hasta casi hacerlo enloquecer, porque muy a mi pesar te amo y te extraño, así como también extraño cada momento que compartimos, cuando respirábamos el mismo sentimiento. 

Que difícil se hace soportar esos momentos en que me invaden las ganas de mirarte, escucharte, hablarte, acariciarte. El camino para llegar hacía ti se hace cada vez más estrecho, mientras mi sed y mi necesidad de tu presencia se hacen enormes y me acompañan cada instante de mi vida. La valentía se esfuma cuando mis ganas de ti se proyectan en toda mi persona, y el amor me hace vulnerable a este sentimiento que me domina y me invade de hermosos recuerdos que inevitablemente hacen que mi cuerpo sienta tu calor. Mi tristeza, mi  nostalgia y mi melancolía se vuelven poesía y así ausente, te abrazo y te beso  en mi mente y me envuelvo en mi loca fantasía de seguir amándote inmensamente de la misma forma que te amaba antes de verme obligada a dejarte ir. 

Nada es más triste que tener la certeza que no somos el uno para el otro,, pero es imposible que el corazón entienda cuando está tan lleno de amor y de bellos sentimientos hacía ti. Quizá te apetece odiarme pero sé que cuando se está conectado al alma y al corazón, si uno de los dos sigue amando, sin duda el otro estará sintiendo lo mismo, es una conexión completa al amor, y a ese pensamiento me aferro para vivir y sobrevivir sin ti...

jueves, 9 de mayo de 2013


Me gustaba…























Por veredas iluminadas  avanzaba
con la certeza que al final del camino
Ilusionado me esperabas
y con una sonrisa en tu rostro
me llamabas.

Me gustaba amanecer
pensando que me amabas
y que a mi lado amorosamente
 por todos lados
caminabas.

Y me gustaba tu estilo de amarme
tan propio, tan tuyo.
Tu forma de acariciarme, besarme
y entre suspiros
enredarme.

Y cuanto te quería!
Y aunque hoy creas que era mentira
yo a tu lado feliz me sentía
y a mi manera también
 te consentía.

Diazul.

viernes, 3 de mayo de 2013


Nuestro mejor momento...

Me bastaba ver sus hermosos ojos para adivinar sus pensamientos, mis latidos se desbocaban al percibir el deseo que veía en su mirada. Ahí solos, con los sentimientos despiertos, esa noche pude sentir el poder del deseo y de la pasión, pues cada caricia empezaba a despertar mis sentidos y mientras sus brazos rodeaban  mi cuerpo yo me aferraba a la calidez de sus labios sintiendo como mi cuerpo respondía a su respiración y su cercanía.



El momento se hacía mágico mientras nos adentrábamos en el universo de los besos y las caricias, era un viaje suyo y mío, unidos entrelazábamos nuestro cuerpos mientras la pasión nos hacia presos de su fuego. Su cuerpo y mi cuerpo se estremecían al tacto de nuestras manos que exploraban cada rincón, haciendo del amor, del deseo y de la pasión una comunión.

Su piel reclamaba mi piel y nuestras caricias buscaban desesperadamente calmar el fuego que  nos consumía internamente, y así sin más dimos rienda suelta a nuestras pasiones.

El tiempo detuvo  su marcha en ese momento en que hicimos que su cuerpo y mi cuerpo sincronizaran los movimientos a un solo ritmo, el momento se hizo más que especial cuando sentí como se adentraba en mi cuerpo y con fuerza me aferre a ese íntimo momento.

Quizá de pronto no vislumbramos el abismo de probar lo prohibido, los sentidos exaltados no  dejaban coordinar coherentemente las ideas. Respirábamos aquel deseo por cada poro de nuestra piel y no había en ese momento más nada que desear perdernos en esos instantes de placer.

Quizá mañana si nos vemos, haremos como que no nos conocemos, pero ese momento sin duda fue…  nuestro mejor momento.