martes, 29 de enero de 2013

MALDITAS LAS GANAS



Solo una rosa
una palabra
hubiese calmado
mi tristeza
y mi dolor.
Una copa de vino,
una mirada,
una caricia
a través del cristal.

Malditas las ganas
de volver a verte,
maldita la suerte
de amarte
 y no poder tenerte,
maldita la ilusión
que murió al perderte,
maldito el momento
de  conocerte.


Diazul